Color

Dibujos a color

Planeteer, el cómic de navegación interplanetaria

platillo

Bueno, va, lo confieso yo de pequeño quería ser dibujante de cómics, y no lo descarto algún día, algo haré. Y como prueba de ello os dejo con un pequeño cómic que hice para un concurso de Norma Cómics, Planeteer. Obviamente no gané, pero mi objetivo no era tanto ganar ese concurso como demostrarme a mi mismo si era capaz de hacerlo, lo hice, y pese a sus carencias y defectos siempre me ha hecho gracia verlo. Y es que Planeteer, no solo forma parte de un cómic, es una idea de hace muchos años, de hecho desde el 2003 que rueda por mi cabeza. Una simple historia muy Space Opera de un sistema solar totalmente habitado en cada uno de sus planetas, quizá algún día os enseñe más cosas, de momento las páginas de ese cómic. Read More…

Jugando con Klaus-Jürgen Wrede en Granollers

Algunas veces… bueno, algunas veces no, casi siempre. Los encargos son de hoy para ayer, pero algunos se llevan la palma, con este encargo para la Fira jugarXjugar de Granollers corrí mucho, pero que mucho mucho. Era un trabajo sencillo, pero con una dificultad muy curiosa, tenía que hacer un “caricatura” de una persona de la cual apenas habían fotos buenas. Todas muy pequeñitas y de hace años. Así que fue un: la imaginación al poder. Read More…

Rasa, las tiras cómicas sobre los juegos de mesa

Las tira cómica de Rasa fue, mi colaboración con la desaparecida revista electrónica Tabula, sobre juegos de mesa. El título de la tira, Rasa, era un juego de palabras con el título de la revista, así que se podía leer un Tabula Rasa con todo. Después la tira (aunque eso de llamar tira cómica a toda una página de cómic es algo atrevido) pasó por otra revista Ludo, y aunque no participé tan activamente como hubiese querido si que cayeron algunas más.

Rasa, cuenta las aventuras lúdicas de Pipo, Tito, Coque y Susa. No me preguntéis el porqué de estos nombres, pero ahí están y me sonaban muy bien, tanto que más de una vez pensé en cambiar el nombre de la tira por los nombres de los protagonistas. Pipo me lo imagino como el típico amigo friki, muy friki, que le gusta todo tipo de juegos, esterotipo del típico jugador gordito, con ropa negra, perilla y gafas. Un poco despistado pero buen colega. Coque era el gruñón, mirad su típica postura de brazos cruzados y ceño fruncido, me lo imagino como el que siempre crítica todo y se sabe las reglas de pe a pa, poco a poco me lo fui imaginando como un jugador de wargames Read More…

 Scroll to top